Una pluma de la enciclopedia: La justeza del cine mexicano

Descifrar una cultura visual tan relevante como hipócrita, tan reveladora y profunda como satisfecha en su esterilidad, tan liberadora como enajenante en razón de una ideología de dominación, son otra vez los propósitos del crítico de cine mexicano y mundial Jorge Ayala Blanco en La justeza del cine mexicano (2011), décima entrega del llamado abecedario del cine mexicano que comenzó a publicar el autor en 1968 con La aventura del cine mexicano. 

Con su estilo creativo cargado de antisolemnidad y ruptura penetrantes, que se empata con la mejor tradición de la ironía mexicana gracias a una prosa en nutrimental consonancia con las de Salvador Novo, Ricardo Garibay y Carlos Monsiváis, por ejemplo, el título atiende los filmes producidos en el espectro que va del 2006 al multicelebrado y triste 2010, conmemorativo del bicentenario y falsamente importante, y atiende al corto y al largometraje, al cine de ficción, al documental, a la producción independiente y la industrial, etcétera.

En sentido contrario a lo que podría pensar un espectador dominado por la oferta cinematográfica de la industria estadounidense, acostumbrado a atender con inducida exclusividad la cartelera del oligopolio de exhibición en México (conformado a decir del propio Ayala Blanco por “La Banda de los Cuatro”: gángsters ocultos bajo el rostro de sus cadenas: Cinemex, Cinépolis, Cinemark y Lumière), esos cinco años han bastado para consolidar un listado de películas engrosado y significativo, incluso si esta significación se da por la mediocridad y la insuficiencia.

Ayalita
La portada del libro, publicado originalmente por la UNAM en 2011, muestra un cuadro de El infierno (2010), de Luis Estrada. 

Ayala Blanco reitera su oficio de escritura y análisis, que es investigación y postura política a un tiempo; encumbramiento de la crítica como necesidad en un medio apocado por censuras y manipulaciones, y refrenda el compromiso de mirar cualquier película producida en México no obstantes fracasos en taquilla, reclusiones en salas de la periferia o expulsiones definitivas de las carteleras comerciales.

Vida alternativa, con el cine como foco hervido de la comunicación: “Hay […] dentro de cada obra fílmica, incluso de las más fallidas o aberrantes, el indicio de una posible plenitud, sólo revelable a través de la justeza, tras la justeza, de la noción de justeza, de la conquista directa o indirecta de una cierta justeza cierta”.

Ayala Aristegui
Ayala Blanco con la periodista Carmen Aristegui. Fotografía tomada de “Jorge Ayala Blanco – fans”, sitio de Facebook.

Búsqueda de aciertos aunque su discreción los desdibuje en el panorama de ruidos y promociones del mercado total. Celebración de hallazgos poéticos y de discursos tensos por su capacidad de oposición. Tórrida disección de gestos estupidizantes en una industria nada inocente al inyectar dosis de ensoñación inútil, al preferir la docilidad y el consumismo frente a posibilidades más creativas o abiertamente salvajes. Polémica, simultaneidad, vinculación y amplia porosidad incesante: los mejores rasgos del libro.

Con su escritura aguda y sin concesiones, su estilo desmitificador, Ayala Blanco no sólo invita a ver cine con inteligencia o a entender a la crítica como una herramienta fundamental del diálogo entrenada en el desprecio de todo empalagamiento u obcecación, sino que enseña a escribir y convida a indagar con desenfado libérrimo, más creativo que ostentoso.

La justeza del cine mexicano resulta un escenario de comprensión y rechazo simultáneos, un libro de consulta cuya lectura no puede agotarse en una ojeada, y que se integra como tomo de una enciclopedia sui géneris en busca de su sociedad lectora: una comunidad más decantada por el dinamismo y la valoración creativa que por la complacencia y la ceguera desoladoras.

Ayala libros
El abecedario de Ayala Blanco continúa elaborándose. Este mayo de 2019 se presenta La ñerez del cine mexicano.

 

-Ficha bibliográfica

Jorge Ayala Blanco. La justeza del cine mexicano. México: UNAM/CUEC. 2011. (Miradas en la oscuridad). 464 págs.

Una versión de este texto fue originalmente publicado en el portal de Cultura UNAM en 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s